25 de septiembre de 2017

SORPASSO DIGITAL

Según Bloomberg (ver aquí), Amazon se ha convertido ya en la empresa líder mundial en I+D, desbancando al antiguo campeón, Volkswagen. No es un tema menor. Es la prueba del nueve de que las tecnologías expansivas que van a impactar de modo más disruptivo en los próximos años son tecnologías de base digital (capitaneadas por la inteligencia artificial), y una nueva evidencia del cambio de signo de la economía del siglo XXI. Dejamos atrás las tecnologías industriales, y nos enfocamos masivamente en tecnologías digitales (sin obviar los campos de interacción entre ellas). Las empresas en la frontera digital, todas ellas extremadamente jóvenes, controlan definitivamente el mundo económico, dejando atrás a gigantes automovilísticos, químicos o farmacéuticos. Entre las diez empresas con mayores presupuestos de I+D del mundo, seis pertenecen a la esfera de la digitalización y las comunicaciones móviles: Amazon, Alphabet (Google), Intel, Microsoft, Huawei y Apple. Amazon invierte en I+D tres veces más que la vieja IBM, y su impacto en la economía se empieza a notar por todas partes. No sólo en el ocaso del retailing mundial (la quiebra de Toys R Us, la gran cadena de juguetes, es la última muestra de cómo el e-commerce está acabando con la distribución tradicional). También en la presión sobre rivales de naturaleza similar, como Google, que ve cómo el público deja de usar su buscador para encontrar productos y ofertas, y desvía su tráfico directamente hacia la gran interfase de compra mundial: Amazon.

¡Cómo ha cambiado el panorama en sólo una década! En 2004 ni una sola de las grandes plataformas digitales del mundo internet figuraba en el podio de la I+D mundial. Si entre los 10 líderes de 2004 encontrábamos 4 empresas automovilísticas (Ford, Toyota, Daimler y General Motors), hoy sólo queda Volkswagen en el “top ten” como último representante del viejo mundo del motor. Si los campeones del incipiente mundo digital eran Microsoft e IBM en 2004, hoy ya son seis los líderes digitales que figuran en el top. Si Siemens y Matsushita aparecían en 2004, hoy no queda ningún grupo industrial en la cima.


La gran batalla competitiva gira definitivamente hacia las tecnologías digitales. Que van a afectar profundamente la forma en que vivimos, trabajamos, aprendemos, consumimos, nos relacionamos, y opinamos, de manera inesperada e inquietante. Basta saber que, durante las últimas elecciones americanas, fueron abiertas en Facebook unas 400 cuentas falsas (conectadas a cuentas rusas), de teóricos ciudadanos norteamericanos, que compraron alrededor de 100.000 $ en diferentes anuncios publicitarios, y generaron infinidad de comentarios políticos (al parecer, de forma automática, mediante bots -robots digitales capaces de sintetizar texto o voz-) con la finalidad aparente de crear estados de opinión e incidir el resultado de los comicios. Ni siquiera Facebook conoce el alcance de este ciberataque (o cibercampaña), como acaba de reconocer el propio Zuckerberg. Una diferencia fundamental de las plataformas digitales respecto a las viejas marcas industriales es que, en un nuevo paradigma de sistemas de información que está en fase de gestación, las primeras no son capaces de controlar el impacto que sus procesos internos y externos pueden generar. Entramos, definitivamente, en la Era Digital.

10 de septiembre de 2017

¿ACEPTARÍAS UN ROBOT COMO CEO?

La Inteligencia Artificial causará en los próximos años una revolución que hará palidecer la llegada de internet. El incremento de potencia de los procesadores electrónicos, combinados con el desarrollo de nuevas tecnologías core en el campo de la Inteligencia Artificial (como machine learning, deep learning o reinforcement learning), más tecnologías de interacción (como visión artificial, realidad aumentada, y reconocimiento de voz y texto) crean el escenario perfecto para una explosión de nuevas aplicaciones en campos como los negocios, la administración, la educación, la defensa o el sistema sanitario.

La Inteligencia Artificial comprende un conjunto de tecnologías capaces de obtener datos del entorno, procesarlos, extraer patrones, tomar decisiones, evaluarlas, mejorar de su experiencia e interactuar de nuevo con el entorno, dando respuesta a los inputs recibidos. La interacción es casi humana (reconociendo imágenes, texto o voz, y respondiendo con inteligencia social, mediante voz o texto). Su expansión redefinirá por completo la relación persona-máquina y multiplicará, si cabe, el impacto de los sistemas de información en la sociedad moderna. Machine learning permite que las máquinas mejoren y corrijan sus errores. Deep learning habilita que se autoprogramen y redefinan sus mecanismos de funcionamiento internos (mediante redes neuronales artificiales que imitan el cerebro humano), y reinforcement learning facilita que aprendan desde cero, a partir de reglas simples, por prueba y error, hasta la frontera de lo posible. Los sistemas que ganaron a los campeones mundiales de Póker o Go desarrollaron excelencia en el juego desde la nada, a partir de sus reglas básicas, jugando miles de veces contra ellos mismos a la velocidad de la luz.

La máquina del futuro (imaginemos, el iPhone de 2030) será un dispositivo con la capacidad de cálculo de un supercomputador, conectado a bases de datos con toda la información disponible en el mundo, capaz de ver, leer y oír como un humano (entendiendo lo que ve, oye y lee); con habilidades de aprendizaje hasta el límite de la eficiencia en una tarea determinada (como jugar al ajedrez, analizar una inversión, identificar un cáncer a partir de una imagen, o detectar un estado de ánimo por la expresión facial de una persona); y capaz de interactuar (hablando o escribiendo) con inteligencia social y emocional casi humana.

Las aplicaciones de este tipo de dispositivo son infinitas. Imaginación al poder. Hoy existen algoritmos digitales que atienden consultas de alumnos en universidades, analizan inversiones, aconsejan estrategias jurídicas, diseñan logos, componen sinfonías, pintan cuadros (identificando los trazos o los ritmos de Bach o Rembrandt respectivamente, y replicándolos en nuevas combinaciones creativas), escriben noticias de actualidad, deciden titulares en periódicos, diagnostican enfermedades, o atienden a clientes en procesos de venta. Cada día aparecen noticias más sorprendentes sobre la Inteligencia Artificial: desde start-ups que ofrecen clones digitales de una persona (ver  http://eterni.me/: algoritmos que “captan” su personalidad, sus expresiones, y sus patrones de toma de decisiones y quedan almacenados para la eternidad como un avatar digital -quizá en un smartphone-, para cuando usted ya no esté), a sistemas capaces de anticipar enfermedades, o determinar orientaciones sexuales a partir de sus expresiones faciales (ver noticia aquí). China, país que ha apretado el acelerador con la vista puesta en el liderazgo mundial en esta (y otras) tecnologías, se propone desplegar sistemas ubicuos de reconocimiento facial para aplicaciones de seguridad. En China, alguien reconocerá en todo momento su cara para darle acceso a su oficina, al tren o al médico. También determinarán, en base a ella, si puede usted ser un asesino, si es homosexual, o si está sufriendo una depresión (ver aquí). El lado oscuro de la fuerza estará presente en la Inteligencia Artificial.


La revista Journal of Management Inquiry me ha publicado un artículo sobre el futuro del management en un mundo de cerebros electrónicos (ver aquí). ¿Cuál es el futuro del management (una ciencia social), en un mundo donde los humanos seamos reemplazados de forma creciente por máquinas, tanto en actividades repetitivas como específicas, cognitivas o manuales?. ¿Puede un robot dirigir una organización? ¿Puede liderar? ¿Puede emprender? El management se va a ver fuertemente impactado por estos sistemas. No sólo en aquéllos procesos de negocio más dependientes de los datos y de la optimización matemática (como la dirección de operaciones o el supply chain). También en procesos que requieran creatividad, estrategia y socialización. Alguien puede creer que la dirección estratégica, la innovación o la relación con el cliente serán las últimas reservas del management humano. Pero la fuerza de la tecnología nos presenta cada día más evidencias de que las máquinas también son capaces de desarrollar mejores estrategias, mejores diseños creativos, más innovación y mejor interacción con el cliente que los humanos. ¿Cuánto tiempo tardaremos en ver nuestros CEOs substituidos por algoritmos de machine learning?

1 de septiembre de 2017

IND+I SCIENCE: PREMIS PER LA RECERCA ORIENTADA A CATALUNYA

IND+I Viladecans (http://indi.cviladecans.cat/) és una iniciativa de l’Ajuntament de Viladecans, juntament amb la Generalitat de Catalunya, Incasòl, Delta BCN, Diputació de BCN i Àrea Metropolitana. L’objectiu: generar coneixement i opinió, debatre i liderar iniciatives sobre innovació, recerca industrial i noves tecnologies per tal de millorar la competitivitat territorial i crear impacte econòmic i social. Compta amb el suport de la Universitat de Vic- Universitat Central de Catalunya, Eurecat, EsadeCreàpolis, Pacte Industrial de la Regió Metropolitana, Deusto, Fira de Barcelona, Pla Estratègic Metropolità, CECOT, Cambra de Comerç de Barcelona i Roca Radiadors, entre d’altres.

Una de les seves iniciatives és IND+I Science. El seu objectiu és alinear la recerca existent sobre innovació per tal d’orientar-la a la generació de coneixement útil pel desenvolupament competitiu de Catalunya. Amb aquesta finalitat, l’IND+I Science llança 8 premis de recerca per propostes de tesis doctorals amb impacte sobre innovació, indústria i l’agenda de les ciutats sostenibles. La iniciativa es fa conjuntament amb l’Institute for Innovation and Public Purpose de la Dra. Mariana Mazzucato (https://www.ucl.ac.uk/bartlett/public-purpose/news/2017/jul/iipp-joins-forces-indi-launch-competition-develop-new-notions-public-value)

A Catalunya existeix talent, i es fa recerca de qualitat en l'àmbit de la innovació, la indústria i l'agenda de les ciutats sostenibles. Les universitats catalanes disposen de nombrosos grups de recerca relacionats amb aquests temes i, contribueixen de forma rellevant a les revistes científiques especialitzades d’arreu del món.
 
No obstant, aquesta producció de coneixement està atomitzada. La major part de les nostres universitats, departaments i instituts no connecten entre ells la recerca generada ni l’alineen en base a un fil o objectiu comú d’acumulació de coneixement.  Això fa que en general, la recerca no sigui directament útil per a la nostra economia i societat. Es podria dir que aquesta falta de direccionalitat general també és causada per la falta d’un encàrrec sistemàtic des de les institucions públiques i privades que podrien ser-ne usuàries. L'Institut Basc per la Competitivitat, Orkestra (DEUSTO – Govern Basc), seria un bon exemple de com es pot fer ambdues coses, amb un resultat evident pel que fa a la influència del pensament i recerca científiques sobre el disseny i la implementació de polítiques públiques de desenvolupament econòmic i territorial d’Euskadi. Es tracta de fer possible, en el cas de la innovació, la indústria i les ciutats, el que sembla moltes vegades impossible: la tercera missió de les universitats.

L'IND+I inicia aquest curs el projecte IND+I Science per a omplir aquest buit, en un moment històric de revolució tecnològica en el que moltes coses de la nostra vida i la nostra manera de consumir i produir de bens i serveis està canviant radicalment. Els 8 premis de 1.500 euros d’enguany són el primer pas per anar construint un espai - palanca de generació de coneixement que sumi tot el que ja s'està fent en aquest àmbit. Poden presentat assajos els estudiants de doctorat d’una Universitat de Catalunya o, en cas d'estudiants catalans, també de qualsevol programa de doctorat d’universitats espanyoles o estrangeres.

Per a assegurar la màxima qualitat científica i la connexió del coneixement generat a Catalunya amb el de la resta del món, l’IND+I Science compta amb la col·laboració activa de Mariana Mazzucato, ponent principal de l’última edició de la jornada IND+I, i el recentment creat Institute for Innovation and Public Purpose (University College of London) que ella dirigeix i des del que apadrina aquesta iniciativa. Aquest soci formarà part del jurat, tot prioritzant l’exploració, en els àmbits de la innovació, la indústria i les ciutats, de l’ús de conceptes i mètriques diferents de valor públic per aconseguir objectius socials i de sostenibilitat, en la línia del model d’innovació per missions proposat per ella.
 
D’altra banda, per a convocar aquests premis de recerca, l’Ajuntament de Viladecans compta amb el finançament de l’Àrea Metropolitana de Barcelona i suma de manera estratègica amb el Pla Estratègic Metropolità de Barcelona i el Pacte Industrial de la Regió Metropolitana de Barcelona, dos associacions compromeses amb el desenvolupament i la sostenibilitat del territori metropolità i amb vocació de contribuir a incentivar, divulgar i apropar  el coneixement basat en evidència científica als agents públics i privats que prenen decisions al nostre país.

Per més detalls, podeu veure aquí les bases dels premis: http://indi.cviladecans.cat/wp-content/uploads/Convo-indi-science-en.pdf. No us despisteu, el termini s’acaba el 20 d’octubre.

Xavier Ferràs i Jordi Garcia, President i Secretari del Comitè Científic IND+I